Skip to main content

We have a tailored site for international audiences

Blog
KYC requirements banks

KYC en banca: qué es, normativa 2024 y por qué es necesario

Se calcula que cada año se introducen en el sistema bancario 2 billones de dólares de dinero procedente de actividades delictivas. Know Your Customer, comúnmente conocido como KYC, es la primera línea de protección de un banco o proveedor de servicios financieros contra la delincuencia financiera.

En respuesta a los crecientes niveles de beneficios de la delincuencia que se infiltran en el sistema bancario, los reguladores, como el GAFI, han aumentado sus medidas regulatorias y ahora están pidiendo a las empresas que adopten soluciones RegTech innovadoras, como la verificación de la identidad (IDV), como best practices para el cumplimiento de KYC.

# ¿Qué es el KYC bancario?

KYC, que, en el ámbito bancario, significa "Conozca a su cliente", se refiere al proceso que los bancos llevan a cabo para verificar la validez de la identidad de un cliente. Los procesos de KYC incluyen características como la verificación de la identidad, el control de las Personas Políticamente Expuestas (PEP) y de las listas de sanciones, la comprobación de vida a través del análisis biométrico del rostro, así como la verificación de documentos.

El cumplimiento efectivo de las normas es de suma importancia para los bancos y las instituciones financieras, ya que garantiza la identidad del cliente y evita a clientes implicados en el blanqueo de capitales y la delincuencia financiera.

Los proveedores de servicios financieros desempeñan un papel fundamental a la hora de frenar la proliferación de dinero negro que se abre paso en el sistema financiero mundial. Por ello, es imperativo que todos los proveedores de servicios financieros desarrollen una comprensión matizada de lo que es el KYC en la banca. Para dar un ejemplo concreto de KYC en acción, las personas que figuran en las listas de sanciones tratan de blanquear su dinero utilizando métodos ilícitos como identificaciones falsas, mecanismos de suplantación de identidad y empresas ficticias para ocultar su verdadera identidad y mover fondos delictivos en el mercado financiero internacional. Un banco que cuenta con un sistema KYC eficaz, es capaz de detectar y detener este tipo de maniobras.

Sin embargo, todavía hoy, muchas empresas financieras están mal equipadas para evitar que estas actividades ilícitas se cuelen en su sistema. No es solo el caso de pequeños operadores, como los neobancos, que cometen el error de no contar con un sistema KYC adecuado. Los archivos de la FinCEN, que abarcan desde 1999 hasta 2017, muestran que los principales bancos de Wall Street fracasaron continuamente a la hora de detener transacciones sospechosas, permitiendo que billones de dólares pasaran por el sistema bancario de presuntos delincuentes a nivel mundial.

Como podemos ver, conocer al cliente (KYC) es mucho más que examinar un documento de identidad. La incorporación inicial u onboarding de un cliente es sólo el primer paso de un correcto KYC en banca, pero la diligencia debida con el cliente es algo que un banco debe llevar a cabo de forma continua en su proceso KYC como método necesario para cumplir con las medidas que impone la regulación 5AML. Además, el nivel de evaluación del riesgo del cliente alimenta la supervisión continua de la lucha contra el blanqueo de capitales, y las normas en este ámbito se hacen más estrictas para los clientes de mayor riesgo.

# ¿Qué información bancaria requiere KYC?

Cuando un cliente abre una cuenta bancaria, debe rellenar una serie de formularios con la información bancaria necesaria para el KYC con el fin de demostrar su identidad. Este primer paso de KYC en la apertura de la cuenta tiene como objetivo reunir información sobre su identidad, datos personales, empleo, negocio y fuentes de ingresos. Por ello, los bancos solicitan a las personas documentos como pasaportes, permisos de conducir, números de la seguridad social, comprobantes de domicilio, números de identificación fiscal, contratos de trabajo y facturas recientes de servicios públicos. Para el KYC, también se pueden pedir extractos bancarios. Para las empresas que abren una cuenta en un banco, el formulario KYC o, en este caso, KYB del banco incluirá información financiera adicional y datos relativos a la estructura y las actividades de la empresa.

Todas estas comprobaciones del KYC bancario, en su conjunto, constituyen el primer paso de la selección de KYC (siendo el primero y más importante el onboarding). Este proceso bancario de KYC permite al banco verificar la identidad de un cliente y evaluar el nivel de riesgo que supone su participación en delitos financieros como la corrupción, el blanqueo de capitales y el fraude.

# ¿Para qué necesita un banco el KYC?

Los procesos KYC tienen como objetivo conseguir la información personal de los clientes, comprobar la veracidad de los datos y clasificar a los clientes según su riesgo relativo para el uso de servicios bancarios y financieros. El análisis KYC proporciona a los bancos las pruebas necesarias para la verificación de la identidad y la evaluación del nivel de riesgo del cliente. La complejidad de los documentos requeridos aumenta para cualquier banco o institución financiera que pretenda operar a nivel mundial. Cada país, y cada jurisdicción dentro de un país, tiene diferentes requisitos de documentos y diferentes idiomas. En realidad, esto equivale a examinar miles de documentos en cientos de idiomas, una tarea que va mucho más allá de un equipo humano de KYC. 

Por eso, para las instituciones financieras que pretenden expandirse a nivel mundial, una solución de KYC potenciada por la IA, como la firma electrónica cualificada basada en la identificación por vídeo, se ha convertido en la forma más sencilla y rentable de aumentar el alcance operativo en conformidad con las regulaciones más estrictas.

Además, cuando los bancos o las entidades financieras no cumplen con sus obligaciones en materia de KYC, se exponen a cuantiosas multas y sanciones. En 2020, se impusieron en todo el mundo aproximadamente 20 mil millones de euros en multas a bancos y entidades financieras por sus incumplimientos en materia de KYC.

Mantener un estricto cumplimiento de la normativa KYC en banca es casi obligatorio para ofrecer unos servicios digitales cómodos, prácticos y seguros tanto para el cliente como para el banco y, además, es necesario para evitar enormes sanciones económicas, así como el costoso daño a la reputación asociado a los escándalos de blanqueo de capitales. En pocas palabras, esta es la razón por la que el KYC es tan importante para los bancos.

# El proceso KYC bancario: la verificación de identidad

Los procesos de KYC para los proveedores de servicios bancarios y financieros son muy complejos, pero podemos simplificar una visión general de las funciones principales y las tendencias emergentes en la industria. Además, los procesos KYC varían en función del ámbito de negocio y de las normas KYC específicas que pueda requerir el banco central de cada país.

No obstante, el pilar central de KYC es la validación de la autenticidad de un nuevo cliente durante el proceso de incorporación, es decir, el onboarding. En el caso de la incorporación de las empresas, KYB, esto implica también desentrañar las complejas estructuras empresariales e identificar al beneficiario final. Cada vez más, esta parte del proceso de KYC en la banca se está llevando a cabo de forma remota gracias al estándar de onboarding digital de la vídeo identificación automática

# ¿Por qué se impone el KYC por el banco central euroepo?

En respuesta a la creciente delincuencia financiera, aumenta la normativa bancaria sobre el KYC, ya que también aumentan los retos para los bancos y las instituciones financieras que pretenden cumplir con sus obligaciones. La tensión de los proveedores de servicios financieros está en adherirse a las medidas de KYC bancario cada vez más estrictas al tiempo que se mantiene una experiencia del cliente rápida y fácil que facilite el onboarding, tanto para el banco como para ellos. Esto se ha convertido en el campo de batalla de todos los proveedores de servicios FinTech y alt-banking.

El año pasado, 4 de cada 10 empresas británicas abortaron su proceso debido a los procesos de diligencia debida tan largos y burocráticos. Esta cifra refleja a los proveedores de servicios financieros que no han incorporado tecnología punta. Al aprovechar estratégicamente la tecnología KYC, los bancos y los proveedores de servicios financieros pueden automatizar los aspectos más lentos de la diligencia debida al mismo tiempo que mejoran la experiencia de sus clientes.

Hoy en día, intentar cumplir con los requisitos KYC para los bancos de forma interna, al tiempo que se desarrolla un producto propio en un campo cada vez más competitivo, se ha convertido en una tarea cuanto menos poco eficaz que pone en peligro la capacidad del banco de mantener una excelente experiencia del cliente, y puede marcar la diferencia entre ganar o perder clientes valiosos. Es por ello que implementar una tecnología inteligente de KYC, que utilizan la autenticación de procesos en dos pasos, se ha convertido cada vez más en la norma del sector.

Con el auge de las soluciones impulsadas por la IA y la automatización del KYC para los bancos, el sector financiero se ha inclinado por la externalización de estos procesos a proveedores cualificados que cuenten con la tecnología necesaria para superar la carga normativa con un software KYC que se adapte a sus necesidades.

Signicat lidera el uso de la IA y el machine learning en este campo, proporcionando la primera solución de extremo a extremo para el cumplimiento de KYC, garantizando el más alto nivel de seguridad KYC a nivel mundial, al tiempo que ofrece una rápida incorporación de clientes.

# Normativa KYC del Banco de España

El Banco de España, al formar parte de la UE, se rige por el Reglamento eIDAS en cuanto a la normativa de identificación digital y firmas electrónicas y, por tanto, establece que los bancos e instituciones financieras están obligados a implementar prácticas KYC que les permitan recabar la información necesaria de sus clientes y a adoptar las medidas necesarias para comprobar la veracidad de dicha información.

Más concretamente, según el artículo 12 de relaciones de negocio y operaciones no presenciales, “se podrán establecer relaciones o ejecutar operaciones en remoto a través de medios electrónicos siempre que la identidad del cliente quede debidamente acreditada mediante la firma electrónica cualificada regulada en el Reglamento (UE) n.º 910/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de julio de 2014, relativo a la identificación electrónica y los servicios de confianza para las transacciones electrónicas en el mercado interior y por la que se deroga la Directiva 1999/93/CE.”

Por tanto, la firma electrónica cualificada o QES permite a los bancos con sede en territorio español registrar clientes de cualquier otro país de la Unión Europea de forma totalmente digital y automática, sin necesidad de presenciarse personalmente, enviar una copia del DNI o hacer una videollamada en directo con un agente.